Mis padres no me entienden... ¿Qué hago?

radio sembrador

Categoría: Blog

Mis padres no me tienen confianza, mis padres no me quieren, mis padres no me escuchan, mis padres me critican, mis padres son hipócritas, etc. Estas quejas, en cierto grado, pueden ser todas verídicas. Pero, ¿ganamos algo quejándonos o peleando? No verdad. Aquí te compartimos cuatro principios para que te lleves mejor con tus padres.

1. Hónralos y obedécelos.

¿Y si mis padres están completamente equivocados? Mientras no sea perjudicial para Dios, sigue honrándolos. Obedéceles aunque estés en desacuerdo con ellos, porque es la forma con que vas a ganar su confianza. ¿Significa que nunca debes estar en desacuerdo con ellos?. De ninguna manera. En todas las familias hay disputas. Pero, tú debes elegir tus batallas sabiamente. Muchos desean que sus padres les den más libertad, pero no están dispuestos a ganarse su confianza.

2. Agradéceles.

Aunque tú no lo entiendas ahora, puede ser que tus padres piensen que han sacrificado su vida para darte una vida mejor. Y en algunos casos, probablemente tengan razón. Por lo tanto, ¿Cuándo fue la última vez que les agradeciste por todo el esfuerzo y dedicación en tu vida? Aunque te sea difícil, no pierdas el tiempo en expresarles tu amor y gratitud. No importa la edad que tengas, dale un abrazo y un beso, y si puedes o te atreves, dile te amo y gracias por todo lo que hacen por ti. No esperes una reacción inmediata, poco a poco verás los cambios.

3. Ponte en el lugar de tus padres.

Tus padres luchan con muchos de los mismos temas que tú. A veces están agotados de sus trabajos y presiones. Cuando somos niños, creemos que nuestros padres son perfectos, creíamos que ellos no podían equivocarse. Cuando crecemos, comenzamos a notar algunas de sus debilidades, provocándonos reacciones de enojo y pena. Los héroes que habíamos puesto en un pedestal, se habían caído de él.

4. La comunicación es la clave.

Nunca puedes dejar de trabajar en el proceso de la comunicación, si dejas de trabajar en ello, tu relación se deteriorará rápidamente. Tus padres se encuentran asustados por el hecho de tener que hablar temas difíciles contigo. Además de que la buena comunicación se complica por el hecho de que tú y tus padres son de diferentes generaciones. No podemos hacer mucho por el pasado, pero definitivamente podemos hacer una diferencia en el futuro.

 

  • a) Inicia la Conversación.
  • b) Pasa tiempo con tus padres.
  • c) Haz una cita con tu papá o con tu mamá.
  • d) recuerda que fue Dios quien te dio a tus padres.

 

Ninguno, incluyendo a Dios, ha prometido jamás padres perfectos. Fuiste puesto en tu familia por una razón. Tus padres son un regalo especial de Dios para ti. Puede que no sean perfectos, pero tú tampoco eres un hij@ perfecto. No pelees con esto; acepta el hecho de que serán tus padres siempre y para siempre. Ya que ellos serán los únicos padres que tendrás por toda la eternidad, haz todo lo posible para mantener la relación creciente y positiva. Con tiempo y energía, un montón de trabajo y la ayuda de Dios, creo que tú estarás de acuerdo en que la relación con tus padres bien vale la pena. Nunca olvides lo que dice Efesios 6:1-3. Un abrazo y que Dios te bendiga.

Contacto

Dirección

Mándanos un mensaje